Lo quiero todo

Miércoles, agosto 23, 2017 Permalink 0

 

Me despierto,

con la envolvente dependencia

de saber de ti.

Casi siempre superamos

las aflicciones con un llanto.

Unas cuantas lágrimas

desperdigadas entre pliegues

de un rostro agrietado.

Luego, de a poco,

maduramos entre abrazos

más o menos escogidos

y un ramillete de risas

consentidas en el invierno.

Todo esto bajo la promesa

de no inyectarnos el miedo

a través de la piel,

ya que, como sabes,

hacen falta alas

para alcanzar la salida.

Pero, también,

raíces profundas para

recordar

y no dejar de fortalecer

el anclaje de la nueva vida.

Lo quiero todo.

Renuncio a elegir.

 

Catáfora.

Martes, julio 18, 2017 Permalink 0

 

Escuchar,

es un camino que hay que andar

para que aprendas algo

y descubras lo agazapado.

Un pulso silencioso de lo divino dentro del  alma.

..

Ante los caminos oscuros de la vida.

Ante aquellos callejones sin salida.

Ante todo, aquello, sé mi luz.

A veces me envuelvo sobre mí mismo,

pero es que me encanta redescubrirme.

 

Soy así. Complicado

y a veces, divertido.

odioso y adorable.

Frío y caliente.

Tímido pero atrevido.

Tan claro y directo,

como confuso y perdido.

Valiente y cobarde si toca.

Pura risa y roto llanto.

Un loco interesante y absurdo.

Creativo, sensible, duro.

Eso es estar vivo a mi manera.

No te quedes indiferente,

Ódiame o quiéreme.

Pero si decides entrar en mí,

también te sentirás vivo.

Llegarás a ser mi imprevisible catáfora.

Mi anclaje ante tanta locura.

No me preocupa como llegaste a mí.

Tan solo te disfruto.

No esperes a ser un Ángel.

O nunca llegarás a amarme,

en un clima de confianza,

aun cuando haya caído.

 

Ciertamente es de humanos el dolor, pero dejarse hundir por el sufrimiento, eso es diferente.

Te amaré.

Pero dame la gracia de aprender a recibir

la gracia de dejarme amar como un reflejo de tu amor.

El miedo es una enfermedad,

que logro curar a duras penas,

cuando duermo y te sueño.

Pero sobre todas las cosas,

cuando despiertas a mi lado

y sigo soñando contigo.

 

 

Soy tu Calibán primitivo,

esclavizado por la presencia

tornasolada y espiritual

sobre el lecho de sombras

en constante resurrección.

 

 

 

Tras la muerte recurrente

percibo un riesgo inapreciable.

Donde veo sombras,

me haces ver la luz,

pues sólo hay sombras allí

donde hay alguna luz

que las proyecte.

Comencemos a ser lo que en realidad somos.

Deja de cubrirte las espaldas con falsos miedos.

Déjate llevar por esta alma vulnerable que suplica,

porque el día tenga unas cuantas horas más de luz.

Una y otra vez.

Viernes, junio 2, 2017 Permalink 0

 

A veces,

los cambios son inevitables,

y tenemos como meta

convertirlos en buenos.

 

Lugares insospechados,

que sentimos deshabitados.

Calles ajenas y sin aroma.

Un reto por descubrir.

 

Gente que te siente extraño.

Pero también,

el nido donde agüarecen

las tímidas esperanzas.

 

Época de grandes sueños.

Aquellos que respetamos,

mientras volamos hacia ellos,

de manera incansable.

 

Derramarás alguna lágrima.

Aunque sabes

que el destino

nunca te deja a solas.

 

Mientras tanto,

te susurra un cuento

que se derrama sobre tus manos,

una y otra vez.

 

Cualquier ilusión.

Jueves, mayo 11, 2017 Permalink 0

 

Cada vez estamos más cerca de alejarnos,

mientras toda nuestra historia, la llevo a cuestas.

La frágil fortaleza de las lágrimas derramadas

que se evaporaron en el borde de las pestañas.

Desenredo la oscuridad aparejada al silencio

de aquellos besos hurtados que no tenían fe.

El vértigo de desnudarte y no salir corriendo.

Eras tu propia luz y no necesitas, de manera alguna,

buscarla, una y otra vez, en almohadas usadas.

Atrincherando remordimientos tras un amor desesperado.

Rincones de silencio, especializados en reverberar tristeza.

Huyo de la sensación de la palma de mis manos

que se arrugan, de a poco, sin sentir palpitar ajeno.

Quien posee magia no exige sombras ni trucos agazapados.

Prefiero la ilusión de cada despertar,

que cien horas en la barra de un bar.

Incluso, cualquier ilusión.

Amar es vivir.

Martes, abril 11, 2017 Permalink 4

 

Las personas ordinarias acostumbramos a tener vivencias ordinarias.

Adolecemos de la gloria de la victoria o la resurrección del fracaso.

Permanecemos en la ingenua zona de confort esperando un rescate.

Somos realistas en un hábitat utópico que desconocemos literalmente.

Anhelamos escribir una obra maestra en la que seamos protagonistas.

Tal vez, la verdad es un componente más de la ceguera que nos arraiga.

Los estados de euforia se tornan mentiras ponzoñosas que nos acunan.

Ordenamos palabras. Las elegimos, y nos metemos en un bucle infernal.

La luz nos suena levemente extraña. La vida nos salpica y nos secamos.

Anulamos las emociones cotidianas y nos afanamos en usar un catalejo.

Odiamos lo irreversible, incluso cuando nos brinda una nueva vida.

Queremos ganar y nos preparamos para el olimpo de los perdedores.

Somos polvo de profecía. Amor en vano que circula por las venas.

Reflejo ineludible de la desobediencia a la primera ley de la vida:

“Amar es vivir resistiendo al grito gutural de la jungla en que vivimos.”

 

Allende la infancia.

Miércoles, marzo 29, 2017 Permalink 1

 

Se me acaban las mañanas, arreboladas de sueño,

con la contundencia febril con la que influye su tiempo.

La vida es un laboratorio trágico, una reconciliación,

un futuro inmóvil y un epitafio diseñado por un artista.

Un reguero de buenas intenciones medianamente pensadas.

La trascendencia de unos actos inmaduros y la suerte.

El poema que perdura. La transición que asesina el dogma.

Un esbozo de cuadros que consensuan una exposición.

Un coro de niños que volcaron su juguete allende la infancia.

Un cuaderno de ideas garabateadas a espaldas del porvenir.

Una estrategia fundamental expuesta a cielo abierto.

 

 

Siempre.

Martes, marzo 21, 2017 Permalink 1

 

A veces,

exagero tu amor

y trato de corregirme.

Pero me enamoro.

Siempre.

 

 

El sabor de estar vivo.

Lunes, marzo 13, 2017 Permalink 1

 

Me llevas en volandas

hacia la eternidad.

O muy cerca de ella.

Besarte se ha convertido

en el sabor de estar vivo.