Cuando la mente porta alas

Miércoles, junio 30, 2010 Permalink 0

Como el aire forma parte de las nubes

mi deseo cimbrea sobre tu piel.

No es posible imaginar tus curvas

sin sumergirse en el siguiente nivel.



No son suficientes las manos.

Ni la noche se acaba en tus labios.

Es tal la intensidad de tu presencia,

que no me sorprende ronronear.



Cuando la mente porta alas,

y el corazón es su motor,

Pocas noches pasan en blanco

sin que me impregne tu olor.

Nací libre

Sábado, junio 26, 2010 Permalink 0

Nací libre.

Sobre la sal del mar.

Y el viento del sur.





La fuerza necesaria

para reiniciar mi vida

de cada rescoldo.







La conciencia suficiente

para elegir tu alma

y pasearla junto a la mía.


Bajo el cielo

Miércoles, junio 23, 2010 Permalink 0

A veces te pienso.

Escribo bajo el cielo

una explosión de sonetos

a modo de lienzo.



Luego las combino.

con alguna estrella fugaz.

Un limbo perdido

O simplemente les otorgo libertad.



Nunca me defraudan.

De vez en cuando, incluso

coincide con el atardecer

y tan solo les dejo hacer.



Cuando todo encaja,

y la armonía impera

en la cadencia de la tarde,

casi consigo que estés presente.






Ganar solo es el principio

Martes, junio 22, 2010 Permalink 0

Ganar solo es el principio.

En caso contrario nos aprieta la garganta

hasta que la desesperación por mantenerla

nos obliga a soltar el premio que nos ha vencido.







Por eso, ganar no es ambicionar.

Hay un punto más.

Una sensación de conseguir

para disfrutar.







Somos exigentes.

Y por ello debemos valorar

lo que consigues

como una parte de ti.







Si el destino me tiene en movimiento,

día tras día buscándote.

¿Crees que solo anhelo

deslizarme una vez sobre tu piel?






La noche se vuelve salvaje

Domingo, junio 20, 2010 Permalink 0

Cuando la noche se vuelve salvaje

y el deseo ahoga impío la razón.

Es el momento perfecto para disfrutarte

y terminar redecorando la habitación.







Buscar los pliegues donde la noche

fue dejando rastro entre los sueños.

Abrir esa preciosa caja de Pandora

para que vuelva a explotar una vez más.







A veces me despierto contando días.

Añorando noches sublimadas

entre palabras no pronunciadas

y un amargo sabor a letanía.







Es cuando me aferro a la almohada,

y maldigo la eterna distancia

que el olimpo puso entre ambos

por una promesa no consumada.










Metáfora envolvente

Viernes, junio 18, 2010 Permalink 0

Si mis ojos no ven,

y mis manos no sienten.

¿Cómo glorificaré

esta metáfora envolvente?







Se emancipan mis sueños

como lluvia de invierno.

Sin marcha triunfal.

Y sin posible consuelo.







No quiero abandonarme

a una piel desacostumbrada.

Ni a peregrinar por vitrinas

de neón impersonal y fluorescente.







Este es el desafío:

Conjugar verso y piel

para consolidar deseos

como obra maestra de tus días.






A modo de frontera

Miércoles, junio 16, 2010 Permalink 0

Me deslizo entre las sábanas.
Siempre encuentro el calor
que necesitaron mis sueños
Para desplegar sus alas.





La mezcla perfecta
entre aroma y terciopelo.
Espacios inexplorados
y una delirante necesidad.





No tengo capacidad
para sintetizar como haces
que unas horas de complicidad
pueden hacerme estremecer.





Luego, mientras recuperas el sueño,
contar con la yemas de mis dedos
los huecos que tus vertebras ofrecen
a modo de frontera que entregar.






Los días puros

Sábado, junio 12, 2010 Permalink 0

La vida nos convoca a su presencia

Nos lleva. Nos trae. Nos separa.

Se mueve por caminos oscuros

para volver a hacernos coincidir.







Pasar una prueba no sirve para superarla.

Cuando menos te lo esperas aparece,

como un rayo de luz fugaz que se adhiere

y exige atención y examen urgente.







A veces es una losa.

Otras un recuerdo,

Otras, simplemente,

una sensación que te envuelve.







Si pudiera elegir mis recuerdos,

me quedaría con la infancia.

Dura dentro de la familia,

pero inmensa y plena en la calle.







Juegos trepidantes.

Amistad inquebrantable.

Complicidad permanente.

Y algún dolor en los dientes.







Los días puros.

Los de la paradoja estridente.

Aquel primer amor, hoy lejano.

O el ultimo adiós a mi amigo.






Nunca he luchado para perder

Viernes, junio 11, 2010 Permalink 0

No puedo respirar.

Las ventanas ocluidas

revestidas de rojo intenso

me imposibilita la perspectiva.





Contengo el aliento.

Como la ultima bocanada

que aguanta el soldado

al recibir una herida.





Soy caballero de guerra.

Mi piel se ríe de la coraza.

Pero te juro que hay momentos

que me aferraría al instante incierto.





Nunca he luchado para perder.

Y sin embargo siento que tus palabras

delatan la decisión que escondes

que te rindes a la posibilidad de amar.


Aprendí a volar

Martes, junio 8, 2010 Permalink 0

Aprendí a volar.

A deslizarme entre nubes.

A domar vientos

para, simplemente, soñar.



Jugar con tu cuello.

Rodearte de mil aromas.

Creados entre la aurora

Y el despuntar del mes de Junio.



Deslizarme por tu piel.

Descubrir zonas inexploradas.

Anidar en cada lugar

de tu piel lastimada.



Cualquier cosa

por una sonrisa

cuyo destino

sea esculpido.