La vulnerabilidad meliflua

Lunes, noviembre 28, 2011 Permalink 0


Imagen: Jennifer Meighan



La vulnerabilidad meliflua.
Inconsistencia del ser
para conquistar lo eterno
aunque persiga una sombra.

No quiero tus manos
perennes sobre mi pecho.
Pero mataría por un recuerdo
sobre mi sonrisa a fuego.

Amo pensarte.
Inmóvil.
Abstracta.
Perfecta.






Efervescencia de mar

Domingo, noviembre 20, 2011 Permalink 0


Imagen: Y. Yayusa


Lo furtivo es filamento

trashumando hacia los sentidos.

Esencia suspendida en el aire.

Efervescencia de mar.



Bancos alineados al socaire.

Un eco entumecido

bajo nubes de serenidad

atrapadas entre dos filos.









La arquitectura del deseo

Sábado, noviembre 19, 2011 Permalink 0


Imagen: Tatjana Adizes



Hay días en que la voz es la arquitectura del deseo

y vuela libre entre el espacio intercostal.

Días en los que una pausa para respirar

es el momento mágico para besarte.



El preludio a un desayuno que, irremediablemente

terminará pleno como el comienzo.

Un par de cuatro manos

entrelazando sueños y piel.



Llamadas y respuestas.

Llamaradas y esperanzas.

Huellas profundas

al borde de una piel









Percibo magia

Domingo, noviembre 13, 2011 Permalink 0


Imagen: El Porte-Bonheur



Percibo magia cuando paseamos juntos, bajo el paraguas, en la incesante lluvia.

Dos colores. Un ritmo. Un chapoteo imperceptible. Esquinas desiertas.

Reflejos sobre losetas mojadas que cimbrean entre geometrías perfectas.

Aromas anárquicos a flores, farolas, conversaciones rápidas y tierra mojada.



El viento que juega con tu bufanda creyendo que eres una cometa.

Los niños salen del cine con sus botas de agua perfectamente cargadas.

Fotos urgentes bajo lentes jaspeadas que tratan de armonizar agua y sonrisa.

Campanas anónimas que te orientan en la tormenta con forma de estrella polar.



Cuando el equilibrio depende de la cordura,

y las manos son insuficientes para domar el viento.

Observo la mano firmemente asida sobre la mía.

Me detengo unos segundos bajo la lluvia, y sonrío.







Ungido y maldito

Sábado, noviembre 12, 2011 Permalink 0


Imagen: Vlad Khodski



Aromas sagrados.

Entrelazados,

y poco más.



Reinventar

entusiasmo

y que siga la fiesta.



La magia.

Jugar a tu manera.

Lo llamamos carisma.



Emocionantes vaivenes.

Ungido y maldito

al mismo tiempo.





Añoro volar

Martes, noviembre 8, 2011 Permalink 0




Imagen: Janusz Taras

Tan solo amo lo que me desafía.
Si no me pregunto, me disuelvo.
Si no encuentro repuestas,
invoco la inmortalidad.

A veces te posas
sobre una rama
y añoro volar.







Aléjate de las lágrimas

Domingo, noviembre 6, 2011 Permalink 0


Imagen: Gery Popova.



Aléjate de las lágrimas

y fúndete en un abrazo.



Donde el perfume es piel

Los latidos veraces.

La energía explosiva.

Y las manos un clavo.



Cuando la esperanza

se suicida ante la impotencia.

La fe en las enseñanzas

Rebrota en nueva vida.









Dias extraños

Sábado, noviembre 5, 2011 Permalink 0

Imagen: Mahdieh Alimohammad



Días extraños.



Un halo de inerte vaho.



Todo cambia.



Hoy las estrellas

están suspendidas

más allá

del propio universo.



El aliento vital.

Contenido.



De cuando del miedo

emerge de dentro

a fuera

y la piel se marchita.



Cuando las teorías

se ponen a prueba

y los escalofríos

te recuerdan que aun vives.



No soy capaz de llorar

por no perder gota de vida.



Al fin y al cabo

esto nunca ha sido

un camino recto

en ausencia de fe.










El cielo se desploma

Miércoles, noviembre 2, 2011 Permalink 0


Imagen: Nikolay Petkov.



¿Qué importa

si el suelo

se abre

bajo tu pies?



¿O el cielo

se desploma

directamente

sobre tu faz?



Tan solo

deja de ser

títere

de los elementos.



Siempre quedan cosas por hacer

Martes, noviembre 1, 2011 Permalink 0


Imagen: Ellen O.



Mi vida sería un fracaso

si solo hubiera vivido

el amor no recibido

y el que no he dado.



Caminar al borde del precipicio.

Hacer acopio de ternura.

Ilusión cotidiana e intangible.

Siempre quedan cosas por hacer.



Necesito llaves abriendo la puerta.

Respiraciones unidas.

Libar tus lágrimas

para combatir las penas.