Deseos inquietos

Martes, enero 31, 2012 Permalink 0


Imagen: Thorleif Johansson.



Te siento.

Tu espalda tensa.

Tu boca herida.

Tu cuerpo inflamado.



De cuando una caricia

Es una reverencia

A la majestuosidad

De tu cuerpo.



De la anarquía de tus momentos.

De los deseos inquietos.

De la innata atracción.

De la noche eterna.







ültimo acto

Domingo, enero 29, 2012 Permalink 0

Imagen: Katerina Lomonosov











Un aria chirria al colisionar con mis emociones.





La rutina es como una hiedra que corroe





de fuera a dentro sin misericordia alguna.











Ando algo ensimismado, angustiado y hasta desilusionado.





Muchos años sin tregua para ahora sentir que todo es humo.





Que la genética no dista mucho del asno atado a su rueda.











He construido castillos, y no todos en el aire.





He brindado con champan y calmado con agua.





He diseñado mundos y los he conquistado.











Y ahora. ¿Qué capricho es este?





Miro desde la colina contigua.





Y pienso en fuego graneado.











Mi creación corroe mis entrañas.





Me tiene atrapado hasta tal límite





Que me mata al ser parte de mí.











Debo romper cadenas





Pero el tiempo que viene





juega en mi contra.











No avanzo.





Y no nací





para disfrutar.











Ya que tengo el poder de inventar





debo exprimirlo hasta la saciedad.





en este último acto.



















el epílogo de mis emociones

Domingo, enero 29, 2012 Permalink 0
” title=”


Imagen: Antoneta Wotringer.











El epilogo de mis emociones.





Unas pestañas vueltas del revés.





Un ocaso sin policromía.





Un rostro asustadizo.











Un ave con vértigo a volar.





Un niño perdido.





Una catedral apócrifa.





Un salpicado molesto.











Tres caminantes a su antojo.





Dos paraguas que se persiguen.





Una exposición átona.





Un mirlo extravagante.











Un aula silente y hueca.





Respuestas entrecortadas.





Miradas clandestinas.





Mañanas desposeídas.







El epílogo de



Asida a mi mano

Sábado, enero 28, 2012 Permalink 0

” id=link_1>







No sabes el amor que no tienes.


Pero cuando te pierdes,


siempre te encuentro


asida a mi mano.





El dobladillo final


que delinea tu falda,


es la cuna de un sueño.


De mis fantasías





Una curiosidad.


Desde que eres mía


nunca he vuelto


a sentir sed.











El sentido

Martes, enero 24, 2012 Permalink 0



Imagen: Gino Tumbarello.











Soy incapaz
de renunciar.
A ti.
A tus destellos.







Eres gota de imaginación.






El instinto quebradizo.





La delineada perfección.





El sentido.











El tenue rebose sobre la arena.





La respiración contenida.





El reto irrenunciable.





La espuma en el viento.











Para ti vivo.





Por ti aleteo.





Respiro.





Sueño.











Fantasías

Domingo, enero 22, 2012 Permalink 0
” title=”

Imagen: Tatiana Mikhina.











Mientras duran los besos





mantengo mis poros abiertos





de par en par.











Nunca me abandonaste.





Me señalaste como se toma





otro camino.











Y sin embargo,





en las crudas noches,





escasamente puedo dormir pensando





que el misterio de tu cuello ahora lo disfruta





un nuevo dueño.











Me basta un gesto.





Una rutina.





Un guiño.





Un soplo de ti.











Nada más sencillo





que un loco deambulando





por las fantasías insanas





que bullen por tu espalda.



















Abrigados de entusiasmo

Domingo, enero 15, 2012 Permalink 0



Imagen: Catalin Parpalea











A veces te miro cuando vas llegando.





En silencio tras la ventana.





Impregnando el dorso del vidrio





con la descarga del vaho contenido.











En los primeros segundos,





tan solo me vale





aspirar tu presencia





y convertirla en real.





….





Luego, me gusta pararme





al borde de tus labios.





Atrapar con los míos





tu primera sonrisa.











Bajo la cara, delineando





la cadencia precisa de tu pecho.





Recito de memoria





la vida que me dan.











La suave presión,





de tus muslos contenidos,





por una mente erizada





ante un cuerpo que se deshace.











Y te hablan mis ojos.





Henchidos de posesión.





Allí mismo.





Abrigados de entusiasmo.











Como se vuela

Sábado, enero 14, 2012 Permalink 0
” title=”


Imagen: Antoneta Wotringer











¡Qué mágicas noches aquellas!





Donde tu piel se impregnaba





y mis sueños se deslizaban.











Cuando la entrega era impasible.





Y el rojo destilaba entusiasmo





entre manos anudadas.











Un punto equidistante





entre el escalofrío y el tiempo.





Entre el nacimiento y la muerte.











Nací tocado con alas de piedra.





Hasta que enseñaste a mis labios





como se vuela.











Aun no

Jueves, enero 12, 2012 Permalink 0

Imagen: Anto Puppi.



Tengo el alma colapsada.

Añoro caderas que cimbrear.

Me avengo a tu connivencia.

Y el alma se desmorona.



Me roban mar.

Reclamo sal.

Me hurtan sol.

Hechizo indicio



Haz un simple hueco

en el exiguo reverso

de tus recuerdos.

Pero aun no.









Totalmente desprevenido

Sábado, enero 7, 2012 Permalink 0




Me muevo algo insustancial en el mundo de las sensaciones.

No termino de sentirme a gusto entre emociones espúreas.

Siento que la vida maneja la historia y con ella mi destino.

Trato de ensortijar los buenos momentos y se tornan humo.



Los lunares se mueven de sitio y otros labios les ponen nombre.

La telaraña vence y deja tu sonrisa en manos depredadoras.

Arquitectos de lo ajeno con la ventaja de cazar en coto cercano.

Las sombras bailan y el sonido percute mantras en mi sien.



A veces el mundo

cambia de sentido.

Me sorprende deslumbrado

y totalmente desprevenido.



Amo las sorpresas

aunque siempre

quieran demostrar

que son irreverentes.