Necesito tacto

Martes, enero 1, 2013 Permalink 0

Imagen: Erizado de azul y verdor.



Se abisma el destino entre la arena que cobijó sus raíces.

Batía sus alas entre metáfora de la ternura anidada en su sien.

Guardaba perspectivas de pan de azúcar cerca de sus labios.



Mece la noche los sueños con suavidad meridiana.

Abanica hilos de luz que aun centellean, pero no calientan.



Unos redimidos por el agua

Otros, acaso por la tierra.

Toda la vida fue mía y ahora,

titubea en la lejanía.



Busco caracolas con música parecida a tus promesas.

Pero solo son parecidas. Inciertas de dulzura.

Hoy no necesito verdad.

Necesito tacto.



Dormir bajo las estrellas.

Rebotar entre planetas.

Dormir.