Saciarme

Domingo, febrero 24, 2013 Permalink 0

Imagen: Aromas en verde



¿Para quién amo?

Para las puertas entreabiertas.

O la sinfonía de los canalones.

Para el tornasol de la tarde.

O el redoble de tu presencia.

Para el cáliz de la rosa prendida.

O el incendio de tus pupilas.

Para los botones que guardo de tu vestido.

O las botas de agua manchadas de barro.

Soy recuerdo. Eso si lo sé.

Fuego sobre el río.

Siete estaciones.

Una por cada día,

madurando a tu lado,

mientras el verdor de la frente

adormece mis canas.

Andaba ensimismado por la escalera.

Y olvidé bajarme en la nube

que marca el punto de Orión

donde descansa tu mirada.

Vivirte, al fin y al cabo,

es saciarme.






Una excusa

Jueves, febrero 21, 2013 Permalink 1

Imagen: Mirada derramada.



Hola cariño.

Hoy es tu cumpleaños.

O quizás sea mañana.

O ayer. No lo sé.

..

La verdad es

que lo que me apetece

Es acordarme de ti.



De tus tardes.

De tu sonrisa.

De tus andares.

De tu paciencia.



De tus dotes

de mujer perfecta.

De alegría por encontrarte.

De que hablemos de amar.



De los valles de lágrimas.

De la sencillez de tus actos.

De la plácida sonrisa.

De tu alegría sin límites.



Aun sobre el amargo recuerdo.



De tu templanza al criar.

Al acompañar en la vida.



Es tu cumpleaños.



Y estas letras una excusa

para apuntar que siempre

celebro conocerte.

Siempre.

Gotas de sed

Domingo, febrero 17, 2013 Permalink 0

Imagen: entusiasmo sobre el aire



Cuando la esencia se detiene, la sensación es casi perfecta.

Las emociones intensas se derraman sobre la piel.

Las menos pudorosas, a veces se subliman en el aire.

Inarticuladas a través de tus suspiros y los míos.



Los sueños no entienden de piel.

Ni de sangre. Ni de lágrimas.

Nace para proteger.

Muere a compás del tiempo.



Ningún momento es incompleto

Ni existen gotas de sed.

Salvo cuando el ansia te envuelve.

O la esperanza se disloca de la fe.














La puerta de tu frontera

Miércoles, febrero 13, 2013 Permalink 0

Imagen: Coro de silencio.



Entre hierbas se filtrará el cristal de tus miedos.

Colisionaremos con las estrellas a fuerza de jugar a la gallina ciega.

Viajaremos a través del aroma de piel untada de terciopelo.

Troquemos la plata con surcos de tierra y lluvia de luna.



Imploremos tautologías de entendimiento a lo largo el camino.

Mientras tanto abracemos la luz en torrente a costa de cegarnos.

Encerremos en un cuadrilátero al destino y retémoslo a muerte.

Vivo en un paraíso perpendicular a mis chasquidos más sentidos.



Aun conservo el mantel arrugado de nuestra última conversación.

Perdí la pupila cargada de estrellas que nos unía al final.

No soy tu criatura perfecta. Ni guardo la puerta de tu frontera.

Tu frialdad acabó con mi último rescoldo de calor.



No dejes entrar a nadie en tu vida

para que ocupe el espacio que compartimos.

Se capaz de eclosionar en nueva vida.

Por respeto a lo que intentamos y ya no es.




conjuros de casi amor

Martes, febrero 12, 2013 Permalink 0

Imagen: Encadenado al pasado



Exhalo en tu oído el calor de unas palabras contenidas por tu elección.

Jugando de suplente no hago otra cosa que descarnar la esperanza.

La poca cordura que me queda debo empeñarla en ganar inconsciencia.

No me reconozco más allá del capricho en el que invocas mi presencia.



Manos inertes yacen tras el esfuerzo de complacer las blandas penurias.

Sordo del estruendo. Desorientado junto a la mesilla con un café negro y frío.

Redobles para pasar de un mundo a otro con treinta monedas manchadas.

Removamos este peregrinar de cama en cama y deja de masticar aire viciado.



Necesito estar en paz con el silencio que me pertenece.

Reconocerme de la heroica estocada y el frio velar.

No hay tragedia mediante el consentimiento.

Pero hay hastío, y sin duda archipiélagos distantes.



Catedrales de hojalata oxidadas de tanto sol.

Sombras ausentes de mi silueta.

Columnas de aire, cólera y piel.

Conjuros de casi amor.










Crónicas de lo tácito

Domingo, febrero 10, 2013 Permalink 0

Imagen: Aromas de tarde.



Minuciosamente crepita mi espina dorsal ante tu presencia.

Un silencio sofocante me sumerge en la antesala del perfume.

Las velas desplegadas inician ese pequeño impulso para zarpar.

Mis manos se adelantan. Tu rostro da vida y tu mirada acuna.



Eres mi guardiana de recuerdos.

El reposo de la espuma de luz.

El lustre de mis deseos.

El ansiado aleteo marino.



Vendo mis lágrimas en el mercado de flores.

La piedra de la discordia la he tallado en mil facetas.

He ordenado las conchas marinas en hilera hacia ti.

Desabrocho tu camisón para decorar los tobillos.



Me gustan estas crónicas de lo tácito.

Las necesito.


Uso de pasión

Miércoles, febrero 6, 2013 Permalink 0

Permítanme una licencia.



Ayer tuve ocasión de entrar en los blogs de la comunidad y comentar un rato la creatividad que vuelca cada uno, de forma magistral, por cierto.



Me detuve en Sildabia. el mundo de cierralosojos2009. Un mundo donde la relfaxión. el color. lo íntimo y la música hacen florecer conceptos sobre la misma nieve canadiense.



Su escrito me impresionó. era simple y auténtico. La verdad, como siempre.

Alabé lo expresado, y me quedé con unas palabras suyas a las que no he dejado de dar vueltas.



esta tarde me senté ante esta fría pantalla. Un té negro humeante, verdi alabando notas en su obra La Traviata. y escríbí esto.



Creí importante comentar la fuente e inspiración y la forma de crear.

Espero que les guste.

Y gracias por estar siempre aquí.



Imagen: fuego.



Me dispensas tiempo en una botella.

Con ello, me haces regresar,

cada día a la playa.

A pie de arena.

Con el tiempo y la devoción,

Al menos te agradezco,

que no puedo vivir sin pescar

entre olas de esperanza.

Desde que tengo uso de pasión,

gozo de un abrazo donde amanecer.

Al fin y al cabo somos fruto

de una arcana alianza

compartida en silencio.




Metáfora en sombra

Martes, febrero 5, 2013 Permalink 0

Imagen: La corona.



Tu presencia que aun se refleja tu cara en el espejo después de marcharte.

Aun son las nueve de la mañana y ya tengo conocimiento de tu ausencia.

Resulta frágil la memoria táctil que dejas tallada en mi cristalino.

Los dragones duermen hoy en la copa de los árboles, uno tras otro.

Los troncos desnudos. Las copas ardientes capean el viento,

Un violonchelo da cuerpo y voz a la áurea tarde crepuscular.

El vino aligera su cuerpo con volatilidad agonizante y soñadora.

El cuco, inexorable, calienta las horas con ansias de vivir.

Mi sueño animado.

Mi balada dulce.

Mi aroma a helecho.

A tierra. A viento.

A sol murmurado.

A metáfora en sombra.










Cometas y sal

Lunes, febrero 4, 2013 Permalink 0

Imagen: Esplendor



Cada mentira compartida es un trozo de alma sin las debidas proporciones.

Por eso he de confesarte esta necesidad de declaración que me ahoga.

Estás espléndida en ti misma.

La luz exógena de una felicidad intensa en tus venas.

La complicidad de unas letras que amalgaman deseo.

Te escribo desde mis manos para que escuches con tu piel.

Para que tu corazón se encele y venga al rescate.

Para que te unas y no te separes salvo para respirar.

Eres mi reina púrpura y oro.

Conversaciones extremas de personas corrientes.

Sutileza irreflexiva sobre el borde de tu cama.

Reflejo de un cuerpo que no es mío pero será.

Pasión que vas concentrando con el aire de cada mañana.

Te declaro mi necesidad de besarte.

De secar al aire tus lágrimas.

De encerar tu piel con el lustre de la escarcha.

De almidonar tus recuerdos de presente.

De aspirar el frasco de perfumes de tu vientre.

La antesala de la risa cómplice.

De una tarde de cometas y sal.