Complejas relaciones

Lunes, octubre 28, 2013 Permalink 0


Me atormenta la nostalgia.

Nada concreto.

Tan solo el tiempo

que ya no respiro.

Las frases olvidadas.

Los actos no perpetrados.

El lento quejido.

Los gritos imperceptibles.

La distancia milimétrica.

Lo obsceno de la calma.

La pérdida de entusiasmo.

El exceso de conocimiento.

Las guerras. Las malditas guerras.

Las sanguinarias y las incruentas.

Esas que pensamos que no matan,

pero horadan la autoestima

y las complejas relaciones.

He olvidado músicas enteras.

La cara de algún amigo.

Y hago esfuerzos redoblados

para seguir hablándome

cuando me enfrento al espejo.

piel con piel

Domingo, octubre 20, 2013 Permalink 0

Dos almas solitarias se encuentran.

Caminan juntas,

y siguen en soledad.

Sobreviviendo.

Respirando ecos.

Sufriendo en silencio.

Sin valorar que,

con un chasquido de tus dedos,

estaría dispuesto a colgar

mi gabardina en tu perchero.

Llevo cambiados

mis pasos de baile.

Mi mente vuela sola

y no sabe asirte la mano.

Un espejo me presenta

la curva de tu espalda

y me quedo sin opciones.

Quiero aprender a amarte.

Sin dejar de caminar.

Juntos.

Sobre los raíles del tren.

Sin estaciones.

Salvo las ilustradas

por una necesidad vital

de piel con piel.






Tu presencia

Jueves, octubre 17, 2013 Permalink 0



Acontecerá la esperanza.

Y con ella, tu presencia.

Gracias

Domingo, octubre 13, 2013 Permalink 0



Gracias.

Por no dejar que me ahogue con mi propia vida.

Por escuchar pacientemente cuando ni yo sé lo que quiero.

Cuando los botones se desordenan y sonríes mientras te acercas.

Por esperar por mis papeles garabateados de vida y locura.

Gracias.

Por las minucias que dan fruto al despertarme, aun de noche.

Por cambiar tu respiración por la mía hasta que se acompasa.

Por tus manos mansas y cálidas que contienen, al menos, dos mundos.

Por ser mi centro de gravedad y el reflejo nítido de mis oraciones.

Gracias.

Por la satisfacción del perdón recibido y nunca solicitado.

Por cerrarme en tu círculo al borde del mar con el pliegue de sus olas.

Por la ausencia de secretos y la memoria henchida de felicidad.

Gracias.



















Una banda sonora indescifrable

Domingo, octubre 6, 2013 Permalink 0


Llueve.

Suena una banda sonora indescifrable

El otoño viene a morar sus tres meses y un día.

Las piedras del jardín se resisten a evaporar

los rayos atesorados en verano.

Una hoja rosa de buganvilla se suicida

enamorada del salpicado en los charcos.

Las vasijas abren aun más sus bocas

en busca de un remanso de agua.

El silencio ha emigrado.

Las tejas ejecutan su cacofonía otoñal.

El olivo gotea con la parsimonia de su aceite.

Las macetas se inundan y todo el jardín

toma un color intenso y brillante

mientras la luz de la tarde agoniza.

Me doy cuenta que me agrada

el hecho de sincronizar mis años

con esta tarde en el jardín.





La conjura de mi llanto

Miércoles, octubre 2, 2013 Permalink 0



Anidas en un lugar especial donde la confusión fue desterrada.

Donde la ilusión tiene un asiento de tren que nunca se queda atrás.

Viví enamorado del saqueo permanente del recuerdo que cautiva.

En un lugar indeterminado entre el pasado y ninguna parte.

Ofrecía sacrificios a cualquier deidad que sonriera tras la ventana.

Las farolas alineadas de la calle de mi barrio tintineaban de risa.

Era un misterio ante la coronación de la montaña aun no coronada.

Hierba verde que suspira por ser fruta que desgranarse en tus manos.

Fui sangre y fui piedra. Inerte y helada. Helada e inerte. Casi caduca.

Me das coherencia como tañido lejano tras la desoladora batalla.

Reduces a una coma la encíclica que desbasta el instante desnudo.

Una incontable constelación de ilusiones en forma de universo.

La conjura de mi llanto. La complacencia que descansa en tu mirada.