Hambriento de ti

Lunes, marzo 31, 2014 Permalink 0

Regreso a la desobediencia sobre los escombros de lo que fui.

Soy definitivamente la mirada extraviada que nunca quise ser.

Arraigado sobre una cometa al viento caprichoso del deseo.

La conciencia de un pasado que habla futuro mientras duerme.

Seguramente los escombros humeantes sobre los que vivo,

son los rescoldos cimentados y profundos de quien volveré a ser.

Mientras tanto volveré a la disciplina de mi desierto emocional,

en que se ha convertido ese viaje lúdico sobre la piel de tu cuerpo.

Hambriento de ti me sacio de recuerdos y aromas sueltos de locura.



Ahogado entre ilusiones

Domingo, marzo 30, 2014 Permalink 0

Cada vez que fracaso

me siento más viejo.

Vivo ahogado

entre ilusiones.

Bien pensado,

¿Vivo o muero?



Era joven, es tarde.

Viernes, marzo 28, 2014 Permalink 0

¡Era joven!

En algún recodo del camino derramé la sal de la vida.

La mire con cierto desprecio y me zambullí en la abundancia.

La fiesta fue indescriptible. Vibrante. Canibalismo emocional.

Todo nacía y moría en la dirección caprichosa del viento.

¡Era joven!

En alguna orilla desembarqué con yelmo conquistador.

Hinqué la rodilla en la arena y aspire el mar y su sal.

Aprendí a añorar. Comencé a menguar.

Como también blandía espada, la hendí en cien costados.

Sentía que la fuerza era más poderosa que la propia vida.

¡Era joven!

Mirada corta, respuesta ligera.

No poseía matices. Tan solo colores intensos.

Sentimientos fugaces hasta la indiferencia.

Aprendí, también, que las heridas tardan en curar.

incluso alguna te recuerda la falacia de la inmortalidad.

¡Era joven!

¡Aun era joven!

Hoy lo tengo todo y quiero más.

Coqueteo con la ética y me esquiva.

Me armo de experiencia y tenso piel.

Cosecho saciedad.

Un reloj atrasado me indica las horas perdidas.

Mi mayor lealtad se llama soledad.

Y el mejor aliento sonaba a eco.

¡Era tarde!

Es tarde.

No sé hacer nada más,

salvo esperar y sentarme.

Y para eso,

¡Lo siento tanto!

Ya es tarde.











Mi percepción

Lunes, marzo 24, 2014 Permalink 0











Mi percepción deja de vibrar



para reconvertirse en vidrio.



Escéptico ante tu ausencia,



me oriento a repensar la vida.



No evolucionaremos

Miércoles, marzo 19, 2014 Permalink 0









No evolucionaremos

mientras el recelo

se instale entre

lo que pienso

y lo que juzgas.









Infortunios al margen

Lunes, marzo 17, 2014 Permalink 0








Más de medio siglo, y aun mi alma no descansa.



Este laboratorio en que se ha convertido la vida



da a conocer sus proclamas antes de ser escritas.







Un buen asiento en el tren de larga distancia,



entre el primer llanto y el último suspiro



no es valor suficiente para vivir cada día.







Largas conversaciones sin más fruto



que una leyenda, y algún sambenito,



jugando en una espiral de viento.







Dos o tres amores,



y diez o doce lechos.



Infortunios al margen.







Delirios sofocados



entre el borde de una cama



y una almohada desangelada.










Rojo agua y viento

Viernes, marzo 14, 2014 Permalink 0



Cuando te aprieto contra mí,

lamento que no me toques más.

Invento una cerradura de siete llaves

y aun así desapareces.

Una declaración de amor

en rojo, agua y viento

entre la milimétrica sombra

de una noche tatuada en azul.





Mi realidad

Martes, marzo 11, 2014 Permalink 0











Mi realidad está reservada para quien quiero.



No está disponible para la plaza central del pueblo.



Ni para estridentes altavoces que todo lo inundan.







Mi realidad es un susurro.



Una glosa íntima.



Una caricia vana.



Un beso carmesí.







Mi realidad se susurra



sobre el manto de tu piel.



Mientras tanto esbozo



entre líneas de papel.



Necesito ser tuyo

Viernes, marzo 7, 2014 Permalink 0









No necesito aparentar

que soy como los demás.




Necesito ser tuyo.




Al fin y al cabo,

esta vida debe

aportarnos algo.