Nuestra declaración de amor

Jueves, mayo 28, 2015 Permalink 1

 

Si pudiera darte mi primer llanto al nacer,

Te regalaría una declaración de amor.

Nuestra declaración de amor.

 

Apelaría a tu compasión cuando los errores me cegaran.

Te miraría a los ojos, tan solo para sentir

como robas el deseo de mis caderas.

 

Me ahorro tu adiós en carne viva

cuando no pueda escribir versos

y, de manera inexplicable, me reinventas.

 

Ciernes vida sobre mi esperanza,

tan solo compartiendo un abrazo.

Tu cariño es la muerte de mi soledad.

 

Salve locura

Miércoles, mayo 27, 2015 Permalink 0

 

 

 

Marchemos,

estoicos,

sobre

nuestra tumba.

 

Salve locura.

Los que desean

vivir a toda costa

te saludan.

La verdad

Jueves, mayo 21, 2015 Permalink 0

 

Cada día que vives,

entiendes mejor

que la verdad

no es más

que una versión

afortunada

de tu percepción.

Una habilidad,

del juego eterno

de las mentiras

y la apariencia.

 

Un futuro impreciso

Martes, mayo 19, 2015 Permalink 0

 

Dejamos paso a nuestra vida,

en favor de unas líneas en la historia.

Una cuestión de eternidad y silencio,

mal entendida.

Caminamos desde el centro del corazón,

hasta los extremos de la calle.

Incluso del barrio.

Mis promesas ya no tienen dueña.

y revolotean indecisas,

bajo la tenue luz de las farolas.

Pasamos de bailar en los salones,

a dar vueltas en la cama

con la mirada ausente.

Un pasaje de la memoria

condenada entre los miedos.

Un futuro impreciso en manos

de un alma apócrifa.

Condenados estamos,

a no comprender esta vida.

Andamos perdidos por las vías,

de un tren que descarriló

viajando a ninguna parte.

Supedito el futuro

a una imaginación intervenida,

donde el fin de los tiempos

se me antoja fascinante.

Un cuadro lleno de colorido

pintado por una mano

con demasiados años.

 

 

 

Enmudece la esperanza

Lunes, mayo 18, 2015 Permalink 0

 

Cada media noche,

en la que no te tengo,

repican las campanas

de nuestro fracaso,

al tiempo que,

enmudece  mi esperanza.

Ensayo y error

Jueves, mayo 14, 2015 Permalink 0

 

Ensayo y error sobre lo mejor de mi.

De camino hacia el abismo

secuenciamos la fértil sangre.

Desaparecen los errores de bulto

de una trama, excesivamente precaria,

y vista para sentencia.

 

Nunca pedí perdón por nacer.

Ni permiso.

Me vuelvo, a diario, a la infancia sutil.

La que se jugaba en silencio.

En la que observaba cauto

La construcción de castillos

efímeros y desordenados.

 

Las ansias tempranas,

que diría mi añorada Tía.

Un manojo de barro.

Un filo yermo de sangre.

Jadeos nómadas entre cuartos.

Risas. Inocentes risas.

 

Ya no soy capaz de mirar atrás

sin que me duela a espina dorsal.

Será por su incuestionable lejanía.

Por la ausencia de aroma.

Por aquellos que no están.

O los que quise, inútilmente, que estuvieran.

¡Quizás!

 

 

 

Atesoro sensaciones

Miércoles, mayo 13, 2015 Permalink 1

 

Siempre me he preocupado de vivir, disfrutar y sentir

Sin la obsesión de atesorar, literalmente, cada recuerdo.

Siempre he preferido olvidarlo todo y luego, evocarlo,

cuando repito la sensación o añoro un sentimiento.

 

Vivir la vida en serio, ha sido mi lema.

Nunca me ha esclavizado su necesidad.

Un arte singular, parecido a la esgrima,

donde la defensa y el ataque se convierten

en un baile de salón, cabalmente sincronizado.

 

Hoy,

atesoro sensaciones.

Amigos.

Nostalgia.

Deseos.

E ilusiones.

 

Cuando tomo café con ellos,

cariñosamente nos tratamos de tu.

Intercambiamos recuerdos sin dogma alguno,

y vencemos el insomnio con el alma a cuestas.

 

La vida

Martes, mayo 12, 2015 Permalink 0

 

¿Qué es la vida?

¿Lo que transcurre en tu presencia?

¿Lo que queda del mundo?

¿Lo que comparten los que te quieren?

¿O lo que te desposee el adversario?

 

¿Somos humo o presencia?

¿Herencia o virtud?

¿Momentos inconexos?

¿O una realidad fasciculada?

 

¿Eres lo que deseas?

¿O lo que posees?

¿Tal vez lo que fuimos?

¿Lo que ya no seremos?

 

Me inquieta.

Me sorprende.

Me corroe.

Me fascina.

 

¡Que la vida,

que me da luz propia,

me sorprenda un día,

y el resto también!

 

Al fin y al cabo,

Cuando el miedo nos rodea,

ya posee tu alma atormentada,

aun cuando piensas en mi,

como un ser querido.