La epopeya de los sentidos

Martes, junio 30, 2015 Permalink 0

 

Tengo miedo de morir y perderme las próximas cien noches para amarte.

Una sensación abstracta que me invade, más allá de sucesos y miradas.

Mi identidad, intensamente esculpida, con un primer plano de tu presencia.

De cuando amar y respirar estaban vinculadas a la epopeya de los sentidos.

Suicidio en mil pedazos

Viernes, junio 26, 2015 Permalink 1

 

Una estrella

se ha suicidado

en mil pedazos.

 

Las he enterrado,

aun con lagrimas

en los ojos.

 

Han renacido de inmediato,

con el reflejo de tu sonrisa,

como brotan las semillas

 

El arte de tu religión

Lunes, junio 22, 2015 Permalink 0

 

Mi creencia es el arte de tu religión,

cuyo principio incuestionable

es amarte para siempre.

 

Un silencio sencillo

que desdobla tu presencia

a la espera de ayer.

 

Desentrañar tu mirada

sin la penuria del tiempo

que abocó una mala noche.

 

Un universo compuesto

de sensaciones superpuestas,

encadenadas a tu cuello

 

 

Versos desde la orilla

Martes, junio 16, 2015 Permalink 1

 

Te pregunté que deseabas a cambio de un beso y me retaste:

 

¡Sorpréndeme! Respondiste.

 

Te miré.

Dejé que mi sonrisa te pergeñara.

Escruté la línea de tu cuerpo.

Y dejé rienda suelta a mis labios…

 

Postales desde el vértigo.

Nostalgias reconocibles.

Algún que otro escalofrío.

Dos manos al unísono.

Disculpas en silencio.

Mi mejor café con sonrisa.

Una desnudez eléctrica.

El nombre de tus hijos.

Primavera eterna en la mirada.

Complicidad para amar la vida.

Un puñado de estrellas a modo de tocado.

Un frio que se apague con un simple abrazo.

Cambios de dos en dos.

Una estela azul que te envuelva.

Plácidas esperas con sabor a café.

Semillas insurgentes sobre tu piel.

Nervios y lágrimas entrelazadas.

Una pajarita de cartón multicolor.

Una mordida canalla.

Cordura de la mano de locura.

Principios y finales deseados.

Ilusiones de ida y vuelta.

Versos desde la orilla.

Arena de playa bajo los pies.

Piel acariciada de sol.

Canciones doradas.

Alas blancas de unicornio.

Bailes hasta la madrugada.

Historias llovidas sobre la cama.

Dragones que custodien nuestro reino.

Una puerta sin llave ni picaporte.

Albas cálidas.

Rosas en permanente eclosión.

Gargantas desesperadas al pronunciar tu nombre.

Rincones de la casa con perfume a ti.

Cortinas abiertas al aire de la tarde.

Semáforos en verde.

Vías de tren que converjan.

Días en que todo sea igual,

y otros en los que podamos inventar.

Estaciones tan solo de destino.

Un buen vino compartido en una sola copa.

Una promesa de “te quiero” del que me enamoré.

Energías consumidas.

Mis manos sobre tu espalda.

Mis labios buscando donde posarse

Una y otra vez.

 

En algún momento de este monólogo deje de sentir tu respiración.

 

¡Vuelve!

Soy viento anónimo

Lunes, junio 15, 2015 Permalink 1

 

 

Cuando tu ausencia asesinó mis ilusiones a traición.

Traté de aprender a vagar por la muerte eternamente.

El ansia sustituyó a la esperanza, a grandes zancadas.

Ya no vives en el reflejo del espejo ahumado de mi baño.

 

Soy viento anónimo que se arremolina bajo una farola olvidada.

Te ofrecí mi vida entera y arrancaste de mi hasta el futuro.

Mi piel hecha jirones por el capricho de una noche vacía.

Cuando salgas, deja la luz apagada, pues ni mi presencia soporto.

 

Éramos un yo.

Éramos nosotros.

Hoy, somos humo.

Ni siquiera un aliento.

 

 

Poesía confidencial

Viernes, junio 12, 2015 Permalink 2

 

Revestido de durmiente pasión.

Un manojo de deseos apiñados,

acostumbrados deletrear tu nombre.

Ciegas leyendas sobre tu piel.

 

Cicatrices. Nunca heridas.

Escalofríos escarlata.

Pecho turgente y sin mesura.

Brazos y manos extendidas.

Vientre inmaculado.

 

Alas replegadas en tu presencia.

Abrumado por tu belleza, me arrodillo.

Beso tus pies. Tus rodillas.

Tu poesía confidencial.

 

Pensamientos impíos,

absolutamente necesarios.

Dulzor oriental de agrio final.

Primavera eterna.

Embriagadora exquisitez.

 

manto plateado

Martes, junio 9, 2015 Permalink 0

 

Tu cuerpo, aun caliente, ilumina mi cara, aun con el débil palpitar que la noche nos regaló. Exhalas un viento refrescante, adornado de una madeja de flores. Agitas mi gutural cansancio Perlando la larga noche. Un arroyo corre entre nosotros, a modo de manto plateado. Me dormí soñando en verde entre nostalgia de la batalla celebrada. La mañana nos espera preñada de azul. Una loca mezcla entre llovizna y sol. Risas y llanto. Rimas y felicidad. Apoteosis de un loco susurro olvidado en la lejana juventud.

Escúchame

Lunes, junio 8, 2015 Permalink 0

 

Cada vibración de tu tacto,

inunda mis moléculas.

 

Escúchame.

 

Soy melodía, y sangre que borbotea

en el vacío de tu ausencia.

 

Soy fuerte,

y no olvido alianzas.

 

Haré lo que tenga que hacer,

aunque el corazón me traicione.

 

Soy fruto de lo que antecede

a la emoción que sobrevive al estío.

 

Supervivientes aficionados

que moramos junto al rio de la esperanza.

 

No te sobreviviré.

 

Porque sin ti,

vivir no garantiza

morir en paz.

 

En las grietas del corazón,

vive el temor al averno.

 

Mientras tanto,

la oscuridad, entra en mi.

 

 

Tu cuello y mis labios

Viernes, junio 5, 2015 Permalink 0

 

Si yo fuera viento,

y tu pecho se abriera

de par en par,

Exprimiría cada latido

para libar tu sangre.

 

Una ofrenda pagana

para el dios del deseo.

Ese que convierte una cama

en nido de caricias y siseos

en la que el tiempo no termina.

 

Amarte con la sencillez

con la que una nube fija tu mirada.

Mientras surca el firmamento celeste,

y se alinea con tu espalda y mis manos.

 

Con tu cuello y mis labios.

 

Los sueños comienzan

y acaban en el mismo lugar.

Ambos frente a frente

con esperanza de mucho más.