A veces dudo

Miércoles, enero 15, 2014 Permalink 0



Borro todo lo que escribo,

pero me quedo con todo lo que percibo.

Al fin y al cabo uno proyecta

la imagen de lo que realmente es.

De esta manera tan solo aprendí

a sentir hacia dentro y proyectar

una luz mágica en las distancias cortas.

A veces dudo,

tiento al destino y me dejo llevar.

Descubro una capacidad de seducir.

de aceptación y reconocimiento

intactas desde el comienzo de los tiempos.

Entonces agarro con fuerza mi mochila.

La acomodo sobre mi hombro izquierdo

comienzo a caminar hacia la luz del sol.

Y ya no me hace falta huir de la oscuridad