Al socaire de tu espalda

Martes, julio 29, 2014 Permalink 0

Comienzo a deshojarte y, como un dios menor, hurto escamas al hielo.

Alivio tu incandescencia con minúsculos soplidos sobre tus pliegues.

Armonizo tiempo y deseo con una efervescencia a tumba abierta.

Tu sonrisa, intencionadamente diluida, bajo educada y suave textura.

Descifro el verdadero color de tus labios, sin aderezos o trivialidades.

Una diáspora de destellos incontrolables ribetea tu amplia sonrisa.

Un silencio litúrgico nos conmueve bajo tu inconsciencia premeditada.

Expío mis arcanos deseos al socaire de tu espalda cimbreante y erguida.