Culminación

Sábado, julio 24, 2010 Permalink 0

Observo mis manos

reposando sobre tu vientre.

Reafirmo su ausencia de intensidad

y celebro la audacia de su experiencia.





Cada día descubre un nuevo pliegue

que nos entrega con entusiasmo.

Una nueva pirueta capaz

de crepitar incandescente la piel.





Armonizo el tiempo con el deseo.

La culminación con el reposo.

La escalada efervescente de la respiración.

Y esta intensa mirada a tumba abierta.