Estigma dejuventud perdida

Jueves, noviembre 14, 2013 Permalink 0

No hay otro sitio que el vértice.

Las traicioneras rocas batidas.

El estigma de la juventud perdida.

Vivir no es saludar a Peter Pan

con cada gesto o condición.

El tiempo pasa y desgasta.

También purifica ahuyentando

sueños obsoletos sin púrpura.

No se trata de mudar la piel,

como opción viperina.

O tal vez sí.

Se trata de transformarse.

Dejar de arrástrate por la hierba

A cambio de libar

en la corola de la ambrosía.

Con caducidad certera.

Con experiencia acumulada.

Con cicatrices abiertas

y experiencias cercanas.

Vuela. Y si quieres volemos.

Suelta la rama que te ata.

Ese nido ya no es tu nido.

Ahora son ramas secas.

Un recuerdo movedizo.

Levanta la mirada.

Inventa tu oportunidad

Y asume que te marchitas

Mientras tu vida eclosiona.