Hay polvo en el viento

Jueves, mayo 24, 2018 Permalink 2

 

Quiero vivir.

Necesito vivir.

Busco rendijas.

Donde dar

bocanadas

de aire celestial.

Aspirar aire

a borbotones.

Vomitar ansias.

Concurrir deseos.

Avistar futuro,

sin fronteras

Deberes cumplidos.

Genuflexiones

innecesarias.

Viento del norte.

Estrellas encabritadas.

Rescoldos recónditos.

Sueños batientes.

Una docena de hechos

y una sola circunstancia.

El devenir de los amigos

y sus lacerantes cruces.

La esperanza lánguida.

El horizonte certero.

La trama oculta.

El puñal venidero.

Ese que relincha

y atenaza el respiro.

Inmoviliza el camino

y despierta los miedos.

La moralidad del injusto.

Del que abre la venda

a capricho tildado

de su filo mediocre.

El que acierta en la espalda

y no mece la mano.

El que ordena

y te ejecuta.

El que miente y olvida

que el olor a sentina

siempre le delata.

No llores amiga.

Que tu último aliento,

si éste lo fuera,

engarce una sonrisa

a modo de beso.

Ya sabes.

Hay polvo en el viento,

como recita Kansas.

Pero también,

notas de esperanza

a modo de cantar

siempre compartido.