La textura de mis sueños

Domingo, marzo 20, 2011 Permalink 0


Imagen: Azure D’or.



Acaricio inconsciente el húmedo musgo de la piedra.

Mi mente se separa del cuerpo y compara texturas.

Y me hago la gran pregunta. La temida pregunta:

¿Cuál es la textura de mis sueños?



Acaso la toalla envolvente, con aromas a jabón de mesa, de mi añorada niñez.

O tal vez el agua de lluvia en forma de tropel que anegaba las calles de mi barrio.

O las gotas de sudor tras conquistar un bloque de obra cual palacio mandarín.

Seguramente el crepitar de la sal mientras te secabas bajo el ardiente sol de la playa.



Hoy sueño para mantenerme erguido mientras voy llegando.

Muchas veces pienso en tu piel. En el sabor de tus húmedos labios. En tu voz.

Algunos, te confieso, me lo invento y luego juego a compararlos.

Aunque la realidad, no tengo duda, ampliamente lo supera.



Amar sin existir de forma presente.

A veces energía para seguir viviendo.

A veces agonía en forma de maldición.

Y siempre un deseo irrenunciable.