Lamansa cadencia de tus pestañas

Miércoles, abril 21, 2010 Permalink 0

Los días se convierten en años.

Cada momento en rencuentro.

Sin pasado. Con cargas irrelevantes.

Sin excusas como puerta de escape.



Vivir el futuro, derramando el presente.

Vivir del aire fresco de mañana.

Ese, que siempre llega tarde,

y generalmente tergiversado.



Contemos casualidades

de diez en diez.

Para convertirlas en rutina

con incrustaciones explosivas.



Apaga la luz.

Deja que vele despierto

la mansa cadencia de tus pestañas

aleteando hasta iluminar el olimpo.