Lo estético de la vida

Miércoles, junio 26, 2013 Permalink 0

Llevo tu sabor en mis labios.

Las renuncias y los deseos inconfesables.

Y los explícitos también.

Me bebí tu coraje apurando el cáliz.

Hasta su última gota.

Esto si que era una cuestión

De fondo, de forma,

y de gusto también.

No hay fibra que no haya contaminado

la delicadeza de m cándido sueño.

Llevo con orgullo mi alma anegada.

Pasiones de cuando

el rosa torna carmesí intenso,

y las caricias oblea de sentidos.

Mi criatura perfecta.

El palacio de piel y sangre.

La sintaxis de la belleza.

Lo estético de la vida.

La almohada de mi orgullo.