Mínimamente cerca

Jueves, noviembre 13, 2014 Permalink 0

 

Pensarte

es caminar.

Un paso más

hacia el centro

de tu pecho.

 

Anidar

en el hueco

penetrante

de la noble

nostalgia.

 

Sopesar

entre un beso

y una caricia.

Sucumbir

ante ambos deseos.

 

Enloquecer.

Deslizarme

por tu vientre

hacia las caderas

de la vida

 

Un beso pausado e intenso.

Creado al instante.

Saboreado entre dos.

Perenne.

 

Suficientemente cálido

para respirarte.

Mínimamente cerca

para que vuelvas.