Nunca quise rendirme.

Lunes, enero 2, 2017 Permalink 0

 

Nunca quise rendirme.

 

Nunca me he graduado en esta vida.

Fui un niño nacido del miedo,

y tuve miedo.

Confié en que todo saldría bien.

Salí a la calle movido por la curiosidad.

Envuelto en mil ilusiones.

No todo era ciencia.

Ni todo lo que hacemos

tiene correlación inmediata.

Uní voluntades mediante consenso,

y me alejé del engaño.

Aprendí a amar lo que hacía.

Mantuve la fe

y nunca me conformé.

Todo lo hice con la intensidad

del último aliento.

Retiré lo viejo y le di una oportunidad

para que creciera lo nuevo de forma gradual.

Viví la vida, mi vida,

con un punto de locura.

No soy nada si no soy

parte de algo mayor.

Los buenos cimientos

siempre permanecen.

No he dado las gracias

de manera suficiente.

Estudié a los grandes

e hice lo que quise.

Encontré una voz

y quien era yo.

Al fin y al cabo,

las cosas tienen una belleza

y una dignidad.

Agradecí a quien me enseñó

y a aquellos que quisieron

que les instruyera.

Mi vida fue mía.

Pero mis éxitos

fueron  indisolubles.

Lo perdí todo

y gané mucho.

Lo necesario para sobrevivir

en las noches oscuras.

Entre las fronteras en las que me crie

gesté mi libertad.

Nunca pude rendirme.

Nunca quise rendirme.

Enero 2017