Partículas efervescentes

Sábado, julio 31, 2010 Permalink 0

Tan pronto te miro

comienzo a deshojarte.

Paso el tiempo entretenido

quitando escamas de hielo.





A medida que me ofreces

tu alma en carne viva,

alivio su incandescencia

sustentada de rabia e ira.





Aprendiendo a quitar excesos,

me encuentro con tu albor primitivo.

Aquel donde nació tu ilusión.

Aquel donde la sonrisa era sueño.





Ingrávidas partículas efervescentes.

Aullidos de futuro sin envoltorio.

Esencia pura de sueño púrpura,

con el que un día, todos nos elevamos.