Tan sólo porque te creo

Lunes, enero 23, 2017 Permalink 0

 

 

 

Acércate con voz muy trémula y dispersa la fragilidad de este sueño.
Te entregaré la belleza que nunca has vivido envuelta de escalofrío.

Volvamos a pergeñar la magia del mundo desde el frontis de la piel.

Subamos la intensidad del deseo de a poco, alienando la inmortalidad.

Arderemos entre la luna y el cristal que te enerva en la inmovilidad.

Una fiesta de manos recíprocas y sentimientos en permanente soflama.

Amarte en modo incendiario. Sin heridas aparentes, tan sólo porque te creo.