Te soy infiel

Lunes, julio 29, 2013 Permalink 0



Te soy infiel.

A veces, me enamoro de tus ojos.

Otras de tus delicadas pestañas.

O me quedo prendado de la curva de tu espalda.

Eres diosa y eres tierra.

Fértil tierra diría.

Pues en ti planto la esperanza

y recojo religiosamente fruto de cada simiente.

Humildemente te adoro.

Me abono a los perlados relatos de tu infancia.

Al crujiente color de tus mareantes medidas.

Al exceso de tu ribera de sal que lamo silente.

A la pereza de tus meditaciones y titubeos.

Soy devoto de tus labios. Y algo más, de tu boca.

Aun duerme mi lengua tras la última incursión.

Eres atardecer aun sin comenzar a amanecer.

Un manso volcán que despierta sobre la arena

y sucumbe derretido en los huecos de mi piel.

Duermo envuelto en aroma y recuerdo.

Despierto sin pasado, y tendido al sol.