Tu presencia a mi lado

Jueves, abril 15, 2010 Permalink 0

Tiemblo.

Siento frío.

No te encuentro.

Faltas.



Los pliegues de mis sábanas,

más que acariciar, se incrustan.

La almohada no envuelve.

soporta sueños vacíos.



Mi espalda quiebra y arquea.

Las manos soportan párpados

con sal cristalizada

que niega clemencia al dolor.



Un sonido a los lejos.

Unos pasos titubeantes.

Una sabana que cubre.

Una sonrisa que calma.



Si sueño,

necesito sentir la confirmación

de tu presencia a mi lado

cada mañana.