Los últimos sorbos

Domingo, marzo 31, 2013 Permalink 0



No hay peor mentira que las falsas esperanzas.

O el secreto que guarda una piel sedosa por el tiempo.

El camino hacia la perfección y su irónico desenlace.

La inocua conciencia que expulsa la ilusión de la mente.

Es variopinto lo inmutable del momento álgido.

Perplejo y metafórico hasta decir basta.

Perezoso como el sol tras la tormenta.

Bebo lluvia para expiar la compostura de los elementos.

El fervor amoroso no sisea conjuros ni bebe de tu sangre.

Sobrevive al círculo desde el que braman los años pasados.

Un salto al vacío hacia lo ínclitamente definitivo.

Inclino la guardia empuñando el acero de mi espada.

Apuremos los últimos sorbos que hoy nos brinda el futuro.

Y si es posible, juguemos a los dados con el abismo.





















Optimismo cicatrizado

Viernes, marzo 29, 2013 Permalink 0

Imagen: Salpicando colores.



Escribo directamente sobre tu rostro.

De las caracolas que adornan tu piel.

De la frente, ya marchita de perdonar.

De los ojos que piensan por si solos.

Regreso a ti precipitándome al vacío.

Remolinos de carmín y talco.

Gritos metálicos sin eco perceptible.

Aroma a perdón fermentado.

Optimismo cicatrizado

con matices de rosa pálido.

Enamorada de una vida sin riesgos.

Huyendo de corazones errantes,

Caes en la nobleza rígida

de un rostro inescrutable.

Casi personas mis culpas

Sin aún pedírtelo.

Empeñaste tu trono,

lozano y altanero,

por contrabando de lágrimas

y un butacón de humilde pino.

naci una segunda vez

y me encuentro huérfano

con un cuerpo a tientas

al que has derrotado.

El anillo de de la vida

No se talla sobre oro.

Sino en brazos extendidos

Y sonrisas compartidas.






Volveré a suspirar

Domingo, marzo 24, 2013 Permalink 0

Imagen: Vida bajo el fuego.



Al fondo,

un decorado de rostros huecos salpicado de una flor de trazo blanco.

Sobre las olas,

cantan los delfines odas sustantivas sin rumbo y sin razón.

Fragmentos de frases preconcebidas

se convierten en oráculo de masas.

La hermosa metáfora que acariciaba,

hoy se erige sobre mármol cincelado.

Sentimientos tullidos que echan el ancla sobre una almohada con aroma ajeno,

Suelos que despiertan sofocados gritando por una tregua piadosa.

Y sin condición.

Los poemas se recalientan en largos discursos cogidos con alfiler sobre el viento.

Los generales exiliados subyugan su destierro a base de largos vasos de licor.

Un hombre, de casi dos metros,

gimotea de rodillas ante el viento hostil de la tarde.

Caminamos con rapidez desde el heroísmo de la osadía.

De la inocencia de la derrota.

Y mientras tanto,

el alma se hace pedazos entre llanto de amantes y el precio del tiempo.

Cuando la poesía no anide en mis manos,

beberé aliento seco y voz sin gracia.

Me levantaré de la mesa,

tal vez con cierto dolor en la espalda, y caminaré sin rumbo.

Buscaré la ocasión de dejarme caer

en unos brazos que no pregunten pero que siempre aguarden.

Cerraré los ojos.

Volveré a suspirar.


tu círculo maestro

Miércoles, marzo 20, 2013 Permalink 0

Imagen: al fondo el cielo.



Soy la brisa que atestigua.

La montaña de tu verdad.

Tu mantis religiosa.

La dinámica de nuestro tiempo.

Hurgo amaneceres en tus venas.

Pliegue azulado de tu ropa.

La pagoda donde brota la ternura.

La historia de nuestro mundo.

La obstinada precisión del deseo.

El ultraje del despecho.

Tu círculo maestro.

La inocencia imperceptible.

El centro imprescindible.

La traslación de la montaña.

El derredor de tu mirada.

Tu marioneta consentida.






Una profundidad indescriptible

Sábado, marzo 16, 2013 Permalink 0

Imagen: Hágase la luz



Hay una profundidad indescriptible

un instante antes del alba.

El silencio se vuelve frágil.

Los colores mutan entre destellos.

La respiración se entrecorta.

La luz del sol crepita sobre la acera.

Las nubes nos recuerdan nque siguen ahí.

Pasamos de enamorarnos a caminar.

De llamarnos de tu a ni nombrarnos.

El sonido gana la batalla.

Los murmullos horadan sentimientos.

Un milagro que mata

para poder sobrevivir.




Saberte auténtica

Domingo, marzo 10, 2013 Permalink 0

Imagen: Intenso. (F.J. Alfonso)



Aferrado al vaivén de las olas navego desde lo ornamental a lo auténtico.

Persigo fronteras inconcebibles tan solo con que tú las hubieras indicado.

Sueños en fuga, cosidos al pentagrama que delinea, envolvente, tu voz.

Confío en la armonía de tu naturaleza para dilucidar el final de la zozobra.



Entre hojas de páramo, secas por el estío, derramo plegarias ungidas a ciegas.

Solemnes las plácidas tardes de olivos centenarios desgranados en paz.

No tenemos vínculo real al que confiarnos, pero tampoco indecisiones cansinas.

Todo cuanto no se dice se intuye. Y de inmediato se vive y se recuerda.



Aúlla el perro.

Borbotea la nube bajo la incipiente luna.

La piedra se orada al capricho del agua.

El bolsillo se plaga de magia y alborada.



Los últimos tiempos se agolpan.

Los cimientos se tornan en bodega.

El llanto aprende a palpitar.

Y concede visos de locura.



Un punto de partida.

Equidistante entre el misterio

y la fehaciente complacencia

de saberte auténtica.



Mía.


Las estrellas se despeñan

Martes, marzo 5, 2013 Permalink 0

Imagen: Estrellas en el jardín.



Círculo luminoso ante una diosa de espíritu puro con alas caídas.

Un frio letárgico baja aullando por el desfiladero del recuerdo.

Las estrellas se despeñan sobre el camposanto en forma de ceniza.

Me alongué al precipicio de tus besos meciendo rojos deseos.



Esta porfía a tu sexualidad congénita desangra alas derribadas.

Aliento incrustado en el dosel de tu cama gotea sobre tu cara.

El amanecer de la gloria efímera es Ángelus para mis galones.

La agria pendiente de la vida confluye en la curva de tu espalda.



Si aúllo a la luna me responde el páramo con fondo húmedo.

Un horizonte menudo se imposta en tu mirada larga y sinuosa.

El aire olía a mujer. A caléndula, a seda y a gotas de alcohol.

Dos almas titubeaban perdidas en la tierra prometida.






Mi profecía

Domingo, marzo 3, 2013 Permalink 0

Imagen: Verde marino.



La luz de la conciencia parpadea insistentemente.

La respuesta a tus caricias se vuelve traslúcida.

La respiración se torna en un momento de inmortalidad.

El corazón se abre a vaciarse con cada latido.

Todo es luz y nada cuerpo.

La primera pregunta es la última respuesta.

Delineamos el cuerpo sobre nubes de espina dorsal.

Culmina la obra de rodillas por un instante.

Implorando un poco más.

Ofreciendo eternidad fecunda.

Al fin y al cabo eres presencia.

Mi profecía.




Almas desangeladas

Sábado, marzo 2, 2013 Permalink 0

Imagen: Colorido de cristal



Lancé mi corazón hacia el cielo con la esperanza que volviera nuevo.

Se chocó con cien plegarias no correspondidas que vagaban sin rumbo.

Un par de almas desangeladas, que preguntaban el porqué de las cosas.

Y un silencio frio y cortante que sofocaba más que reconfortaba.



Con la esperanza encogida y la salvación atrincherada tras la hierba.

Las emociones rebotaban desde el suelo al techo dentro de la habitación.

Partimos el pan con el miedo que da el último mendrugo de la semana.

Los grillos enmudecían entre el denso aroma a sospecha y ejecución.



Las chimeneas del hogar dan su adiós desde la colina anclada en el horizonte.

El fondo de mi canoa se vuelve quebradizo de tanto sortear corrientes y cantos.

Alborotado el polvo de mi abrigo, ahora impregnado sobre mi sien.

Mis labios caracolean hacia la intromisión, quebrados en su esperanza.



Necesito volver a la senda de la verdad.

Esa con la que tocas las teclas de la vida

Avanza abrazada a tu pecho

Y supera cualquier agonía