Tus labios me confortan

miércoles, diciembre 12, 2018 Permalink 2

 

Hay días que se tornan las historias perdidas.

 

Las personas queridas  se volvieron invisibles y dejaron una cicatriz junto al corazón.

 

Sucede que el tiempo es un amigo que nos lleva lentamente junto al rio de Caronte con un beso dulce que nos atrapa.

 

Es entonces cuando el alma se disocia de la mente y sube la fiebre hasta que las venas se llenan de misterio y golpes de acidez profunda.

 

Ahí es donde tus labios me confortan.

 

Donde una caricia apaga el fuego candente.

 

Donde mi cuerpo se entrega y tu boca me sacia.