AMAR SIN CONDICIÓN

domingo, septiembre 18, 2022 Permalink 1

Aprendí a jugar con unicornios bajo el relámpago de la tormenta.

A sostener el mundo mientras las estrellas serpenteaban a mi lado.

A llorar en silencio mientras la música rellenaba el reverso de la aurora.

Corrí bajo la lluvia mientras aprendía que reírse es una bendición de Dios.

Comprendí que mis brazos eran tan amplios como vulnerable el corazón.

Fui capaz de aceptar que un beso no es eterno pese a que te conmueva.

Honré a mi padre y a mi madre pese a no comprender como me amaban.

Caminé solo bajo las cortinas de mi cuarto y asistido por la ilusión.

Imaginé mundos de alegría y viento cálido bajo una gran estrella de sur.

Combatí caos y pesadillas miserables de muchas ausencias cuestionables.

Recibí vida y he dado vida como extensión de mi vida y las suyas.

Erré. Porque la alegría es efímera e intensa y absurdamente loca.

Bebi lágrimas que no tenían nada que ver con la sal del mar o la vida.

Me olvidé de que era el protagonista de todas mis canciones y poemas.

Fui la primera vida entera de algunas historias que no estaban escritas.

Sorteé emboscadas y laberintos que asediaban mi cabeza en la noche.

Me acostumbré a ser pañuelo de la tristeza heredada de otras personas.

Abrí puertas canceladas por candados endiablados y cadenas de acero.

Y, sin embargo, nunca pensé que todo aquello eran historias.

Eran el aprendizaje con el que la vida esculpe el alma de los encandilados.

No puedo. No quiero renunciar a quien soy. Aunque la verdad hubiera

preferido aprender a no haber dado nada por perdido.

A volar cuando el viento era favorable.

A anidar cuando necesitaba crecer.

A crear poemas y releerlos.

A amar sin condición.

A vivir.

Hasta siempre

sábado, septiembre 10, 2022 Permalink 1

Siempre vamos de la mano 

de alguien en este mundo.

Al nacer te recogen del vientre materno.

En la infancia te resguardan y ayudan

mientras juegas alocado

entre risas y golpes.

Entre golpes y risas.

Con el tiempo vas soltando

aquellas manos protectoras

buscando tu primer amor.

Ahí, transitas nuevamente,

entre risas y sueños de vida.

Pasa el tiempo.

A veces se consolida

A veces esas manos 

que te acariciaban

Te dicen adiós.

Y buscas desesperado

donde asirte nuevamente.

Pasa el tiempo.

Incluso la vida.

Vas despidiéndote de tu gente.

Hasta que te enfrentas al adiós

de aquella madre que te dio todo.

El desconsuelo te inunda el alma

hasta que una mano pequeña, 

también temblorosa,

te dice, no te preocupes papá.

Entiendes que la vida son ciclos.

Poco a poco, sueltas la mano

ya fría y sin pulso,

para agarrarte al sueño 

de unos niños asustados,

que solo esperan de ti, 

que les sigas tendiendo la mano.

Amar en cuerpo y alma

domingo, septiembre 4, 2022 Permalink 1

Aprendemos a amar en cuerpo y alma

para vivir más allá de los confines de la piel.

Bailamos juntos para sincronizar el deseo

y poder aspirar el aroma prohibido y eterno.

Botones desabrochados como preludio.

de unas manos llenas de cuerpo.

Promesas más allá del tiempo.

Pregunto a la luna por ti.

Nuestra ruleta siempre apunta al rojo ganado.

Mientras el mundo encalla entre abrazos y alegría.

Encadenado a tu cuerpo sin rendición.

Desgranar tus sentimientos y comenzar a volar.

Desojar estrellas en tu presencia.

Antes de que el tiempo,

caprichoso y esquivo,

se empeñe en no regresar.

Deseos de lluvia

sábado, agosto 27, 2022 Permalink 1

Volar.

Para volver dónde estás.

Caricias.

Que aprendieron a volar

mientras acariciaban.

Perdona mi ignorancia

a la hora de vivir sin ti.

Tomé conciencia de tu magia

y ya no supe vivir sin ella.

He llegado a límites insospechados.

en el mismísimo borde del abismo.

Mil maneras de amarte en una sola vida.

Milagros que nos regala el destino,

entre las rendijas por las que se cuela

la caprichosa luz de la tarde.

Deseos de lluvia

que refresca tus labios.

Aquellos donde libo

el eclipse perpetuo

de una estrella errante.

Otra vuelta en el tiovivo

miércoles, agosto 24, 2022 Permalink 1

Voy a darme otra vuelta en el tiovivo.

A deslizarme sobre tu piel sin piedad.

Olvidándome de todas las culpas.

Cantaré sutiles poemas a tu oído.

Detendré mi camino 

en aquellos recodos

donde siempre me acunas

y no tienen final.

Declinaremos el tiempo

en clave de siempre.

Dame un trozo de vida

que pueda compartir.

Seremos un cálido son.

Bailando sobre la arena.

Gritaremos al sol

la historia de nuestra vida.

Despiértame cuando necesites

que apague la soflama de tu cuerpo.

Tal vez consigamos que el tiempo

se detenga al borde de tus labios.

Tiempo derramado

miércoles, agosto 10, 2022 Permalink 1

No hay diferencia

entre obstáculo

y oportunidad.

Ambos son

el comienzo

de un nuevo camino.

Historias excepcionales

pergeñadas

entre luz y soledad.

Tiempo derramado

entre la locura

y el aroma de tu piel.

De cuando uno

no es nada

sin asirte la mano.

Tiempo de cosecha

lunes, agosto 8, 2022 Permalink 1

Las palabras fueron desapareciendo,

como arena de playa al viento.

Era el tiempo de cosecha.

El espacio donde los hechos

derramaban versos y poemas.

Los sueños se desvanecían

con tu luz cegadora.

Todos los segundos 

se trocaron en vivencias.

El mito de un potro desbocado

rendido mientras bebe de tu alma,

un mar de delirios y muecas

donde rastreábamos el abismo.

Melodía de amantes concéntricos.

Corazones con escamas de salitre.

rendido ante un manojo de mimos.

Perdíamos la locura el uno contra el otro.

Ronroneábamos a la silueta de la luna.

Amantes de historias fugaces.

Huyendo de los atardeceres oscuros.

Un sombrero para dos 

que nos resguardaba del miedo.

Reluciente oro.

Tu boca si es.

Mi primera y última bala

miércoles, agosto 3, 2022 Permalink 1

Yo soy mi batalla.

Mi primera y última bala.

El grito de la victoria.

El llanto de la derrota.

El honor de la victoria.

La misericordia del acero.

El barro que impregna mis botas.

El sabor metálico de la sangre.

La ceniza que amarga mi garganta.

El fuego que todo lo enjuaga.

Soy la media verdad con que me criaron.

La media mentira con la que duermo.

Echo de menos la plácida tarde jugando.

La locura por la espera a los acontecimientos.

No hay relajación entre impares.

Tan solo resuello suficiente para impostar.

Entre lo sacrílego y lo profano.

Me quedo en brazos del silencio.

Donde duermen, tenues, las epifanías

y reverdece el fervor de los sueños.

Retales de espuma y coral

viernes, julio 8, 2022 Permalink 2

el diablo duerme esta noche

Bailemos sobre el tejado.

Giremos entre tus rizos.

Bebamos sorbitos de luna.

Un fragmento de un alma rota

con la que huyamos hacia el mar.

Ignoremos el horizonte.

disfrutemos  de las olas y la sal.

Aullemos  a la luna

mientras mengua el atardecer.

Dejemos que el mundo se derrumbe

reconstruyamos  nuestra cama

con retales de espuma y coral.

Arrullemos este momento

en que el silencio nos hace feliz

y los bolsillos andan repletos

de suspiros entrelazados

Puntos seguidos

lunes, junio 6, 2022 Permalink 4

Yo confieso que he pecado de desconsuelo.

He dormido entre tiburones y despertado entre las flores.

He contado historias a cambio de un mendrugo de pan.

He sido personaje de ficción y he mutado en varias versiones.

Moví demasiados hilos con la maestría de un hombre manso.

Terminé enredado en mi propia complacencia.

Desencadené tormentas al hilo de una novela ignota.

El cerebro me engañaba mientras compartíamos la fe.

Me quitaba el sombrero ante cualquier sonrisa evanescente.

Hice nudos con la madeja de  almas asilvestradas.

Intrigué tintineando altos vasos de sustancias abrasivas.

Fui curioso hasta el extremo de suplantar lo evidente.

Aspiré el aroma del rocío impregnado de ramas de olivo.

Desafié a la historia promiscua con emociones altaneras.

Revolucioné mi alma a costa del dolor diario.

Jugué con el vaho de mi ventana para rediseñar el futuro.

Dude entre irme o quedarme mas de cien docenas de veces.

Nunca encontré mi sitio por debajo del horizonte del cielo.

Escribí poesías de amor, con banda sonora, a modo de comedia.

Y todo eso, tristemente, para llegar a comprender,

en el otoño níveo de esta vida, osada y malvada, que,

la existencia es un relato compuesto por fantasías mayestáticas.

Con los sueños rotos que repudiaron  los demás.

Que triste,

y que tarde comprendí

que la vida es un sinfín

de puntos seguidos.