caramelos de fresa

Sábado, abril 17, 2010 Permalink 0

Tras las cartas marcadas,

que reparte la vida,

se esconde la jugada

que te devuelve a la salida.



Vas arrollando momentos.

Coleccionando trofeos.

Hasta que observas a tu alrededor

Almas sesgadas por fracasos errantes.



Te cuestionas si tienes derecho

a ser privilegiado en tus apuestas.

Recuerdas que alguna jugada

puede salir en contra de tus deseos.



Por un momento dudas.

Una nube de frío se apodera

de la arritmia del corazón.

Y sientes miedo de volver atrás.



Sabes que tienes que seguir.

Ayudas en lo que puedes.

Pero sigues caminando

a costa de alejarte otro poco.



Nadie me advirtió

que tendría que cambiar

caramelos de fresa

por falsas promesas.