Eres posible

Martes, julio 30, 2013 Permalink 0



Esta tierra nos conoce.

Las viejas historias.

Y las nuevas.

Sabe de sueños.

De los hijos.

De cada vez

que te defraudé.

O de aquellas

en que no saltamos

al vacío de la aventura.

Una alegoría sencilla.

Piel en plenilunio.

Aria nítida en la noche.

Mazo de trenzas.

Seguís perdurando.

No hay oscuridad.

Todo es posible.

No tengo miedo.

Aprendí a creer.

Eres posible.