Sátira peregrina

Jueves, abril 18, 2013 Permalink 0





La vida es una sátira peregrina que dibuja siluetas

donde deberían florecer promesas.

Una pléyade de consejos sobre la estética del tumulto.

Desnudar el anhelo y entregarte su tersa piel.

En el filo de mi locura enraíza tu presencia.

La magia de una esquina convergente.

Un dulce aroma que baja por mi garganta y burbujea.

Una orquídea de estremecida alquimia.

Arcilla modelada por el deseo consumado.

Un orgasmo que podríamos llamar boreal.

No aspiro a otros dioses que los terrenales.

Un umbral de tierra mojada y espaldas erguidas.

Si alguna vez el futuro deviene presente,

no dudo que se presentará así.