La última puerta

Lunes, marzo 28, 2011 Permalink 0

” title=”” id=link_0>








Imagen: Juarj Cicatko.











Cansado de caminar solo, por el tangencial arco iris,





a veces me pregunto qué me depara el camino.





Desafiando arcanos y dragones con más ilusión que coraza,





no dejo de pensar que un día me bajarán del pedestal.











Levantarte cada día después de esconderse la última estrella.





Que las nubes de algodón no llenen el hueco que va dejando la vida.





O las chimeneas que te esperan estén quemadas y frías por el paso del tiempo.





Y el azul del cielo ya no es bóveda celestial sino recóndita amenaza.











Miras al averno como una opción y valoras la complicidad de las sombras,





para un alma que camina sola entre fuegos artificiales y brotes de irrealidad.





Cuando la luz tintinea y dudas entre si se mantendrá o acabará de apagarse,





coge el hatillo y marca un punto al azar en el mapa de las sensaciones.











Nunca he sabido danzar de espaldas.





Ni que los escalofríos me congelaran.





Dejare que otros escriban las leyendas.





Y cerraré despacio la última puerta.



















Una tarde

Domingo, marzo 27, 2011 Permalink 0









http://www.youtube.com/watch?v=XlFOpw8tG7Y&feature=player_detailpage#t=17s








Imagen: Steeve Siegel.











Tu pelo trae perfume de mar prendado a su vuelo.





Tus labios, sabor intenso a melocotón de verano.





Tu piel dorada en soflama de versos dedicados.





Tu pecho desafiante, observa en silencio nuestros abrazos.











Y es que una tarde,





eligiendo colores,





engalanada de silencio,





encontré tu sonrisa.



















crisálida marina

Sábado, marzo 26, 2011 Permalink 0





Imagen: Svetlana Koroloyova.







Cuando el cielo está a tu alcance



pero no necesitas mirarlo para volar.



Porque todo el universo que necesitas



anida en el iris que te observa de frente.







Cuando la voz muere antes de salir de los labios,



porque los tuyos no la dejan respirar.



Cuando la frágil tarde tintinea antes de la oscuridad,



recordándote que mañana volverá a estar ahí.







Cuando el silencio canta



y las manos arrullan.



Cuando la ternura es triste



y la vez apetecible.







Te has transformado



en crisálida salina



moldeada entre mis manos



cual génesis de hechicería.



















Una vez libé tus sueños

Miércoles, marzo 23, 2011 Permalink 0




Imagen: Grigoriu Abramov.







Desgrano las uvas buscando el dulzor incomparable de tus palabras.



No me conformarme con la mediocridad porque una vez libé tus sueños.



¿Para qué quiero un cuerpo si no obtengo su alma?



¿Por qué la felicidad es un camino y no un destino?







Después de ti



ya no soy yo.



Soy mucho más.



Una parte de ti.







Ovíllate a mis deseos.



Consiente en desenredarte.



Una y otra vez.



Hasta acoplarte a mi cuerpo.











Como un vergel

Martes, marzo 22, 2011 Permalink 0





Imagen: Nilgun Kara







Borra las cicatrices fugaces.



Ancla entre mundos errantes.



Sepulcro de la timidez.



Caricias ungidas de miel.







Ilumina el revés de mis días.



Soflama el rincón profundo.



Tañe el silencio de tus labios.



Dame tu alma sedienta.







Es tiempo de cosecha.



De piel madura.



De cálidas manos



de viento de Agosto.







Quiero un beso



sin voz aparente.



Como un vergel



que anega tu piel.















Mi primer beso adolescente

Lunes, marzo 21, 2011 Permalink 0





Imagen: Nilgun Kara.







Eres un jardín a la deriva.



Mi primer beso adolescente.



Vereda de frutos de agosto.



Ilusiones preñadas de futuro.







Ser de nuevo sobre un reguero de escombros.



Un idioma universal que bulle a nuestro antojo.



Algo más que una convulsión tardía.



Un Intercambio de alas a modo de sueños.











La textura de mis sueños

Domingo, marzo 20, 2011 Permalink 0


Imagen: Azure D’or.



Acaricio inconsciente el húmedo musgo de la piedra.

Mi mente se separa del cuerpo y compara texturas.

Y me hago la gran pregunta. La temida pregunta:

¿Cuál es la textura de mis sueños?



Acaso la toalla envolvente, con aromas a jabón de mesa, de mi añorada niñez.

O tal vez el agua de lluvia en forma de tropel que anegaba las calles de mi barrio.

O las gotas de sudor tras conquistar un bloque de obra cual palacio mandarín.

Seguramente el crepitar de la sal mientras te secabas bajo el ardiente sol de la playa.



Hoy sueño para mantenerme erguido mientras voy llegando.

Muchas veces pienso en tu piel. En el sabor de tus húmedos labios. En tu voz.

Algunos, te confieso, me lo invento y luego juego a compararlos.

Aunque la realidad, no tengo duda, ampliamente lo supera.



Amar sin existir de forma presente.

A veces energía para seguir viviendo.

A veces agonía en forma de maldición.

Y siempre un deseo irrenunciable.









El preludio de las mañanas

Sábado, marzo 19, 2011 Permalink 0





Imagen: Lawrence Paikin



Cada día.
Cada hora.
Te busca mi piel.



Incesante.
Ávida.
Expectante.

Sumergirme en tu vientre,
Explorar las estrellas
sin salir de tu piel.




Sobre las ruinas del imperio,

la luz diseña su lienzo

en el preludio de las mañanas.