Compartir

Lunes, agosto 30, 2010 Permalink 0

A veces, te observo
y la mirada te traspasa.
como si no sientieras.
Como si volaras ausente.




Esos recuerdos sombríos
que en las heridas rebrotan
y por un momento
te estrujan el alma.



No te cierres.
Si estamos aquí
es para compartir
ilusión y calamidades.



No se caminar
sin acompañarte.
sin confortar tus heridas
ni que las piedras aparte.




Muéstrame un sueño

Domingo, agosto 29, 2010 Permalink 0

Al final,



La vida se compone

de recuerdos imperecederos.





Chispas emocionantes.





Alguna que otra cicatriz,

medianamente soportable.





Y un reguero de gente

más o menos avenida.





Muéstrame un sueño

y te entregaré una vida.


Pequeños detalles

Viernes, agosto 27, 2010 Permalink 0

Los pequeños detalles me pierden:







El aire de los alisios tras la calima del desierto.

Las gotas de agua que salpican al lavarte la cara.

La mirada buscándome al alba sobre tu almohada.

Tu mano vacilante sellando mis labios.







El aroma a helechos junto a la viña.

El tacto de la tierra mojada sobre tus muslos.

El capricho del viento con tu pelo perfumado.

El encaje de tu falda distraídamente doblado.







El bordado de ese lunar escurridizo en tu espalda.

Las primeras canas disimuladas entre halagos.

La lluvia esporádica que se evapora sobre tu pecho.

El vino que restaña esquirlas de viejas guerras.







Como te decía,

pequeños detalles,

que mas que entretener

dan vida.








Desde tu vida

Jueves, agosto 26, 2010 Permalink 0

Mi corazón
no distingue
si voy o vengo
desde tu vida.





Aunque en verdad te digo:
Lo único que le motiva
es que ambas
sientan compartidas.

Páramos de ensoñación

Martes, agosto 24, 2010 Permalink 0

http://cd04.static.jango.com/music/00/91/69/0091697578.mp3





Quiero volar a lomos del viento.

Permitir que su caprichoso timón

lleve lejos mi mente y la encomiende

en páramos de ensoñación.



Cargaré con una paleta de colores.

Con un hábil arabesco,

saltaré de su lomo convulso

y no daré tregua alguna al futuro.



Pergeñar un universo

con forma de esfera.

Con un puerta secreta

donde salir o entrar.



Borrar la dirección de los mapas.

quitar de la mente su ubicación.

dejar que a capricho del sueño

pueda volver a entrar.



Hoy he dado un giro a mi vida.

Lo siento como aire fresco.

Veo como la sangre fluye despacio.

Y la mente no deja de revolotear.



Hoy planto una semilla

que no voy a cultivar.

Dejare que otros la disfruten.

Incluso que la lleguen a cosechar.



Hoy renazco sin posesión.

Desnudo y sin pasado oscuro.

Pero como u día aprendí

enfrentándome a mí destino.



Para ser feliz no hace falta

subir a la rama más alta.

Basta simplemente con aunar

ilusión, ganas y esperanza














Adoro lo que nunca fue

Lunes, agosto 23, 2010 Permalink 0

Añoraré las tardes sin ti.

El camino en silencio.

Las penas compartidas.

La inaccesible alegría.







A tu espalda cargas alforjas

que no puedes compartir.

O tal vez no te atrevas

a dejar de ser infeliz.







Nunca pretendí sustituir,

sino complementar.

Llenar los vacíos oscuros

que el camino sembró.







Tampoco pedí

espacio ni tiempo.

A lo mejor ya echaste raíz.

A lo mejor la carne se rindió.







Adoro lo que nunca fue.

El parpadeo intermitente.

Las soflamas de la noche.

Los reencuentros al amanecer.







Seguiré marchando

que es lo que se hacer.

Y en el crepitar de la hoguera

jugarás mientras mi alma sueñe.










Mejor termino de despertar

Sábado, agosto 21, 2010 Permalink 0

Pasan las horas de la tarde.

A solas. Sin eco.

Dormitando viejos sueños.

Diseñando válvulas de escape.







Una sucesión de imágenes operísticas.

Inconexas.

Dispersas tal vez.

Sentidas. Siempre.







Un tren, a trazos desdibujados, que te arrolla.

Una fértil mujer azul sobre la tierra agrietada.

Un hombre de color que monda su piel.

Una bata de baño con su corbata anudada.







Una cantante folk que solloza, muda, sobre el escenario.

Una guitarrista que grita ante su guitarra sin cuerdas.

Una batería de metal que tañe mas que retumba.

Un único asistente que aplaude por no marcharse.







Pasa el calor. Las imágenes se reblandecen.







Una esfera de cristal cuyo interior burbujea.

Unas gafas de sol manchadas de pintalabios.

Un camafeo anticuado que realmente es bonito.

Un hombre rojo bermellón que pasea por el campo.







Personajes de cine de los años cincuenta hablando con Gaudí.

El reloj de Dalí comienza a dar la hora.

Los trazos libres de Miró se transforman en el ojo de Dios.

Y las telas de Tapies te atrapan en una espiral sin fin.







Mejor termino de despertar.

Y me hago un café cargado.

Pues soñar de esta manera.

Solo sirve para visitar el infierno.







Dude publicarlo. Pero así nació y así perdurará.
















Poeta del alma

Jueves, agosto 19, 2010 Permalink 0





El tiempo, loco, cabalga junto al carrusel de tu frente.

Los sentimientos se enredan entre los dedos del deseo.

El viento juega sin contemplaciones sobe tus escalofrío.

Las lágrimas tiernas sobre el carmín reluciente.







La lluvia insurgente en otoñal campo de cielo.

Las montañas altivas proyectan su sombra en el reverso.

Las torres de nácar de tu indecisión motivan mis versos.

El simple parpadeo de la emoción paraliza mis intentos.







Hoy, mas que nunca,

tengo la necesidad

de ser poeta del alma

para tratar de comprenderla.


La tarde hace cielo

Miércoles, agosto 18, 2010 Permalink 0

Lo que fue negro.

Hoy es blanco.

Es hora de hacer tu vida.

Y todo lo demás.





La tarde extiende sus alas,

poderosa frente a la noche,

y efímera ante los sueños

que emanan de la nostalgia.





La tarde hace cielo.

Y luego lo desdibuja.

Entre viento de poniente

y trazos de silencioso negro.





El mármol se agrieta

por sus delicada veta.

Pasando de ser una joya

a simple giro de veleta.







A veces las límpidas aguas

no se valoran por su transparencia

alguien se encarga de recordar

el poder que su correntía encierra.




















Dices que quieres besarme

Martes, agosto 17, 2010 Permalink 0

Dices que quieres besarme.




Lo ensayas.


Degustas.

Casi lo disfrutas.





Paladeas ese beso

Que nace del deseo

y quieres entregarme.





Y yo.





Humedezco los labios.

Entreabro el anhelo.

Cabalgo a tu encuentro.